jueves, 26 de septiembre de 2013

NI MUERTOS NOS DEJARÁN TRANQUILOS.




Y ahora va la Junta y está debatiendo el  anteproyecto de Ley sobre el Acceso a los Beneficios Públicos y de Medidas contra el Fraude Fiscal. Y en una de sus medidas (habrá que leerlo entero para poder opinar de más cosas) va y nos dice que van a controlar los extractos de las cuentas de las personas que fallecen, para ver los movimientos que en las mismas hayan existido durante el útlimo año.

Es decir, que van a controlar a la mayoría de familias de clase media que pueden heredar unos pocos miles de euros de un padre, madre o abuelo, que haya ahorrado de lo poco que le quede de su pensión. Hasta ahora, para la herencia, sep resenta el saldo de la cuenta a la fecha de la muerte; y ahora , se pretende comprobar si han existido movimientos "extraños" en esa cuenta un año atrás, sin otro interés de ver si hemos "robado" a la Junta , y hemos declarado menos dinero en el Impuesto de Sucesiones. 

En fin, matizando que que en Andalucía , el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, se aplica a los bienes que tengan un valor superior a 175.000 euros y que es de los más caros de España al no existir las bonificaciones que en la mayoría casi eliminan la cuantía a pagar, que si recibimos de una herencia dinero y alguna casa(que es la que hará que suba el valor para llegar a pagar el Impuesto) cuyo valor esté por encima, nos toca pagar , y bien.

Creo que una de las justificaciones para querer aprobar esta Ley, es que pagarán más los ricos, que son los que más heredan; pero esto no es así.

Es curioso que la Ley de Transparencia or la que los políticos están "luchando", no establezca medidas concretas de estudiar sus patrimonios mucho tiempo antes, y, también, mucho tiemo después de hacer olítica. Nos encontraríamos grandes sorpresas.

Ni morirse va a poder uno sin que un recaudador te deje tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada