lunes, 12 de marzo de 2012

¿ME REPRESENTAN ESTOS SINDICATOS?




Aunque es una cuestión que , en el título ,pongo en singular, podría ser , perfectamente extrapolable a todo o toda aquél que lea esta entrada.
Por supuesto, partamos de la idea de que yo no voy a discutir el papel de los sindicatos para con sus afiliados (yo nunca lo he estado y he compartido cosas con ellos y otras no. Y cuando digo “ellos” , hablo de más sindicatos , además, de los que todos estáis pensando ya), y tampoco voy a discutir si actúan de forma acorde con los principios que considero deben defender siempre, con independencia de a quién se “enfrenten”, desde tiempos históricos (pero eso sí, adaptándose a todos los tiempos que corren, que son veloces y complicados). No es ésa mi principal reflexión en esta entrada, aunque quizá no tarde mucho en hablar de este tema a pesar de que muchos puedan tildarme de una y otra cosa por mis antecedentes políticos y mi clara ideología, que , dicho sea de paso, no tiene porqué estar de acuerdo siempre con unas medidas que muchas veces no comparto.

En fin, quiero preguntarme y quiero preguntar si yo , ¿quiero ir a la HUELGA GENERAL el día 29 de marzo?; y si quiero, ¿ me lo tienen que decir dos sindicatos que siempre van de la mano en los últimos años aunque siguen teniendo diferencias irreconciliables que algún día volverán a aflorar?; y, si hay más sindicatos que defiendan a los trabajadores (luego me preguntaré dónde quedamos los autónomos que somos empresarios sin asalariados, y las PYMES que están ahogadas, que también son patronal en el estricto término de la palabra), ¿por qué no conocemos su opinión en los medios?.

Voy a partir, antes de nada, de pura estadística sacada del Instituto Nacional de Estadística (INE), donde podemos ver lo siguiente a fecha de cuarto trimestre de 2011:

La población española a esa fecha es de 46.0196.278 habitantes.

Personas activas
17.807.500
Personas desempleadas
5.273.000
Empresas sin asalariados (autónomos y otros)
1.196.270
Empresas con 1 a 2 asalariados
394.907
*Empresas con 50 a 100 asalariados
13.279
*Empresas con 500 a 999 asalariados
923
*Empresas con 5000 o más asalariados
107

* Datos a modo de ejemplo para situarnos en el tipo de empresas y empresarios que existen en nuestro país, donde la mayoría de los trabajadores y trabajadores , ejercen su actividad contratadas por Autónomos y PYMES que están viviendo una situación caótica, en algunos casos, por no existir políticas activas y positivas destinadas a ellos.

Expuesto este cuadro, me voy a otros datos que me parecen mucho más importantes y básicos para el pequeño análisis personal voy a hacer de la convocatoria de huelga del próximo 29M (que nos encanta poner siglas a todo). Intentando buscar por Internet, no he conseguido (quizá soy un pelín torpe para ello) encontrar datos del número de afiliados que tienen CCOO y UGT de manera individual para ver la representatividad del total de personas ocupadas que trabajan en este país (sé perfectamente que la representatividad no se mide así, si no que son las elecciones sindicales en las que votan trabajadores y trabajadoras, la mayoría no sindicados, las que deciden, previa presentación de candidaturas, quienes nos representan en el seno de las empresas). Pero sí he visto datos del número de personas afiliadas a algún sindicato de España y que suponen apenas un 16,4% del total de ocupados de este país (datos de finales del 2010, que , por desgracia, poco habrán variado, si acaso, a la baja). Es decir, partimos de que apenas tres millones de trabajadores y trabajadoras están afiliados y, por tanto, tienen derechos sindicales (es decir, derecho a que un sindicato les represente).
Pero no todos y todas estarán afiliados a UGT y CCOO, porque, según leo en la web del primero de ellos, son 80 sindicatos los que reciben (o, al menos hasta ahora sin el PP en el Gobierno) subvención estatal de algún tipo: directa, en formación,.... Y es cerdad, que muchos de ellos, que no tienen tanta cobertura mediática, realizan una fantástica labor en sectores más acuciados y maltratados como son el campo y la minería.

Hechos una idea con todos estos datos, voy a dejar claro una cosa: SÍ VOY A IR A LA HUELGA, pero voy a ir por las mismas convicciones por las que fui a las demás desde que tengo uso de razón, y voy a hacer algo de “memoria histórica”:

A la que se convocó y celebró contra la intentona golpista el 24 de febrero de 1981, con mi padre, comunista de pro. Tenía 7 añitos.
A la que se convocó y celebró el 20 de junio de 1985 y que convocó CCOO contra la reforma de las pensiones que llevó a cabo el Gobierno del PSOE de Felipe González. Por cierto, aquí no estaba la UGT, y yo tenía 11 años.
A la que se convocó y celebró el 14D en 1988 , a la que sí acudió UGT, y que se hizo contra la Reforma Laboral de Felipe González.
A la del 28 de mayo de 1992 contra la reforma del subsidio de desempleo, que sí fue convocada , de nuevo, de manera conjunta.
A la del 27 de enero de 1994, contra la reforma laboral. Convocatoria conjunta.
A la del 20 de junio de 2002, contra la reforma del subsidio de desempleo, convocada de forma conjunta.
Y a la de 29 de septiembre de 2010, contra la reforma laboral anterior a ésta y que convocada de forma conjunta por UGT y CCOO, no contó con las banderas , ni las pancartas ni el apoyo del partido “obrero” por excelencia. A ésta, sólo acudieron, siempre según fuentes sindicales (que no gubernamentales) apenas el 30% de las personas en paro de este país, sólo un millón y medio de personas; pero lo peor, es que es apenas un 10% del total de trabajadores y trabajadoras en España.

Y en todas ellas he estado, con mis padres de pequeño y con ellos de mayor, porque creemos en que se pueden hacer mejor las cosas y que no siempre debe pagar los mismos. Pero no porque me lo dijeran unos señores que salen juntos en todas las fotos y en las ruedas de prensa, no manteniendo la individualidad de cada Sindicato. Y, porque en todas ellas, ha estado la formación política a la que pertenezco , Izquierda Unida, siendo coherente con su discurso, no como otros que se mueven y acercan al sol que más calienta en cada momento, afectados por una pancartitis y banderitis que se la deberían hacer mirar por algún médico de la Seguridad Social.

SÍ VOY A IR A LA HUELGA porque aunque ahora ya sea “empresario” y parezca que los sindicatos no me defienden, considero que el mercado laboral es un todo, y todos los estratos, desde el trabajador que cobra el SMI hasta el empresario más “opresor” (lo entrecomillo porque el término es para eso; creo que todavía no hablamos con la propiedad del siglo en el que estamos) dependen los unos de los otros.

SÍ VOY A IR A LA HUELGA porque , aunque la representatividad de los sindicatos es insignificante a nivel de número, puedo sacar lo mejor de sus discursos sin querer entrar en otros detalles que me haría decir aquí cosas que nadie querría oír.

SÍ VOY A IR A LA HUELGA porque tengo muy claro que hay motivos; igual que los había en todas las ocasiones en las que he ido y me he manifestado, sobre todo, en el 2010, donde un partido “obrero”· nos traicionó. Y si esto no lo paramos los que creemos que saliendo a la calle y participando se puede hacer, estamos y estaremos perdidos.

SÍ VOY A IR A LA HUELGA porque , aunque desde mi posición actual de profesional independiente en España ( con lo que eso significa en toda su extensión), sigo siendo un trabajador: un trabajador que se levanta todos los días , muchas veces, cuando el sol no ha salido, para poder tener ingresos y sin saber cuando van a llegar.

SÍ VOY A IR A LA HUELGA, pero no porque unos señores que tienen ropa de marca y relojes mejores que el mío, me lo digan.

SÍ VOY A IR A LA HUELGA, pero, por favor, QUE NADIE ME PIDA QUE ME PONGA DETRÁS DE UNA PANCARTA CON ALGUIEN QUE NO ME ACOMPAÑÓ EN EL 2010, NI VAYA AL LADO DE UNA BANDERITA CON LA ROSA ROJA QUE NO VI EN EL 2010 ,..
porque así me lo enseñó mi padre; sí, mi padre, el que ha estado conmigo en todas las demás y ahora “disfruta” una jubilación con apenas 600 euros al mes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada